Con poco menos de treinta días al cargo, Luís Fernando Ruíz, actual presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), conversó con nosotros destacando aspectos relevantes de su actual gestión. Enfocado en la labor que debe realizar al frente de la institución, argumentó la relevancia de su cargo  en un gremio que se ha caracterizado por mantener el liderazgo en temas nacionales. Ruíz, con una gestión de escritorio encauzada hacia la transparencia y trabajo duro, se encuentra ahora con un sistema que no está dando los resultados esperados, pero que espera pronto corregir de la mejor manera en conjunto con los otros actores que lo acompañan al frente del CANG.
A sabiendas de que el trabajo no sería sencillo, desde  febrero último se han tomado ciertas acciones según el entrevistado. Una de ellas es promover el fortalecimiento institucional a todo nivel, unificado esfuerzos con los profesionales del derecho, pero también con otros agremiados que se encuentran adscritos al mencionado Colegio, tales como los criminólogos, politólogos, sociólogos entre otros. Aunado a los programas de posgrado que se suscitan desde las oficinas centrales para los colegiados activos, y en cierta forma, proyectados como nicho de oportunidades para los estudiantes, que no son pocos, y que se forjan en las universidades públicas y privadas del país en materia legal y notarial.

Posturas encontradas

 

Hablando de las allanadas reformas constitucionales que desde hace meses se discuten en el pleno del congreso nacional, Luis Ruíz  se posicionó en que es necesario tener un panorama amplio al respecto, pero no mencionó si estaba a favor de algunos decretos o en contra. Más bien, indicó la importancia de socializar dichos temas y que como Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, lejos de confrontarse en estos tópicos, abogan por el fortalecimiento y renovación en materia constitucional, misma que bien le hace falta al actual sistema. Recordando además, que no es procedente dictar de fallido a todo un andamiaje jurídico, basándose únicamente en el mal ejercicio de algunos en esta materia.
En cuanto al trabajo en materia financiera del Colegio, Ruíz mencionó que  se están realizando las auditorias necesarias para dictaminar si por algún motivo, las cuentas no se encuentran del todo claras. Lo anterior en correspondencia a las promesas de campaña que otrora hiciera antes de las mencionadas elecciones. Aunado al trabajo de cajón tales como la representación del CANG en las comisiones postuladoras en temas de suprema relevancia para el país, como la elección del próximo Fiscal General de la Nación.

Profesionalismo, el mayor reto

Una de las mayores preocupaciones para el actual presidente, es el aumento de egresados en carrera de abogacía por parte de las universidades. Se observa el incremento en cuanto a solicitudes de colegiados, pero no se garantiza, de esta manera, el nivel académico y compromiso profesional de los mismos solicitantes. Generando de tal manera, no únicamente, una sobrepoblación de juristas, sino además, una deficiencia en cuanto a su ejercicio, porque el CANG no tiene manera de determinar sin lugar a dudas, que el graduado llena las competencias y expectativas necesarias para ejercer de abogado y notario en Guatemala.
Concluyendo, Quetzaltenango y la región, según Ruíz, también es prioridad, debido a la cantidad de agremiados que actualmente se encuentran registrados aquí. Es por ello que se buscan acercamientos constantes y fortalecer así de manera directa, las distintas ramificaciones que el CANG posee al respecto, en pro de generar un solo pensamiento y objetivo, robusteciendo así el eje transversal que los guía.
Abrir chat
1
¡Buenos días! Bienvenido a Bufete Jurídico Giron, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by