Abogados y notarios

 

Para el politólogo Raúl Bolaños, las próximas elecciones del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) debe ser un tema a discusión en todas las esferas sociales del país. “Nadie debería desinteresarse por este evento, puesto que de él derivarán situaciones que pondrán o no en complicaciones a todo el país” señaló. Lo anterior en vista de que de las pocas planillas que se han presentado a las elecciones, ninguna posee un plan de trabajo establecido como tal y de allí la preocupación por ciertos sectores, ya que dicha junta directiva, igualmente tendrá por delante un arduo trabajo; tomando en cuenta que dentro de sus obligaciones más próximas, será la de elegir al sucesor o sucesora de la actual Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, Thelma Aldana.
Aunado a lo anterior, según la opinión del experto, la pasividad de los involucrados en este tipo de elecciones, ha determinado desde hace años, la fragilidad con que el poder judicial ejerce su trabajo en Guatemala. El mayor obstáculo al respecto, según Bolaños, siempre ha sido la idoneidad por parte de los y las candidatas a estos puestos de elección. “En general observamos casi siempre, a actores que buscan llegar a estos puestos de poder, porque son afines a ciertos partidos políticos ya establecidos o sectores marcados por tendencias déspotas y con intereses personales obscuros. Y así, aunque también haya propuestas por parte de personas con una carrera intachable, se ven opacados por un proceso electivo, poco transparente. Aspecto que el CANG deberá solventar a la brevedad posible”.

Proceso determinante

 

Bolaños hizo hincapié en el proceso determinante que al día de hoy se está llevando dentro del Colegio, en vista de los acontecimientos que se han suscitado en los últimos meses dentro de Guatemala. “La captura de ciertos personajes que otrora han participado de manera íntegra dentro del proceso electivo, nos muestra que se han movilizado aspectos que atentan a la soberanía del CANG pero también de la nación de Guatemala como tal. Aunado a que el próximo año, esta misma junta directiva será partícipe de la elección del próximo Fiscal General” dijo. Los sectores que al respecto han movido las piezas, según el entrevistado, demandan al respecto del futuro candidato electo que cumpla con sus objetivos, y que garantice que si se han hecho algunos procesos, de diversa índole, algunos incluso rayando en la ilegalidad; que estos continúen sin reparos.
La participación de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos de Guatemala, igualmente ha estado inmersa de suma manera en la mencionada elección. “Al respecto está de más conocido las maneras poco ortodoxas en cuanto a la captura de votos, con reuniones a puerta cerrada y asociaciones privadas donde se decide el futuro del poder judicial del país, sin que los mismos ciudadanos lo sepan, pero que resultan igualmente afectados”. Existe además, una total falta de información al respecto y esa cuestión es la que resulta más determinante en que dicho proceso se haga con pocos participantes. “De los agremiados al Colegio de Abogados, el porcentaje que realmente participa es el mínimo, pese a todas las consecuencias, tanto positivas como negativas que puede poseer para Guatemala” mencionó.

Planillas predominantes

 

Habitualmente, las elecciones se deciden en vista de las planillas que resultan ser las predominantes. En cuanto a esto, Bolaños mencionó que los intereses, por parte de los participantes como los poderes que se encuentras tras de ellos, giran en torno a este hecho. “Se visualizan desde un principio a los candidatos más fuertes, que generalmente llegan a una segunda vuelta, que en este caso si se lleva a cabo sería el próximo 10 de febrero; y es con estos actores con los que se dialogan en reuniones privadas, y se realizan los acercamientos respectivos; negociando así, los puestos cumbre que después serán ocupados por protagonistas de confianza, mismos que garanticen la continuación de cualquier tipo de práctica, ahora contando, con la supuesta tutela legal” dijo.
Al respecto, la población en general no puede continuar con una venda en los ojos. Si se han hecho esfuerzos por transparentar otros procesos similares, cabe esperar que se espera lo mismo en este caso. “Depende de que los ciudadanos se informen, y pidan, sean agremiados al CANG o no, que todo proceso electivo sea realizado bajo los estándares adecuados y entonces, al final, puedan darse los resultados esperados y los puntos que han quedado pendientes en el pasado, como ordenar reglamentos, puedan por fin ser solventados” concluyó Bolaños.
Abrir chat
1
¡Buenos días! Bienvenido a Bufete Jurídico Giron, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by