En los recientes días, se ha platicado y mencionado mucho sobre la palabra “crisis” en nuestra sociedad, palabra que basándonos en la definición literal de la Real Academia Española, significa “Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados”, ante esto, podemos decir que Guatemala vive en una constante crisis.

Sin título

Guatemala, ha tenido una casi permanente crisis económica, no hemos podido superar los índices de pobreza y tener un desarrollo pleno, por lo que esta crisis, siempre cuando es fin de año, podemos ver que su resultado es negativo, a pesar de que el crecimiento económico es positivo.

Se ha mencionado sobre una crisis legal, es decir de un supuesto “Golpe de Estado”, en este aspecto, estilo un “Serranazo” como lo vivió en los noventas el país, pero a diferencia de ese momento, se desintegró la Corte de Constitucionalidad y demás Organismos del Estado, concentrando el poder en una sola persona, pero en la actualidad este no es el caso, las instituciones siguen funcionando y operando con normalidad, por lo que no podemos nombrar esto como una crisis legal o una ausencia de Estado de Derecho, el cual de por sí ya es muy débil. En la actualidad estamos viendo, como está estipulado en nuestras normas el sistema de los pesos y los contrapesos de los diferentes órganos, que en años anteriores era inimaginable, ya que todo era por la fuerza.

Ahora lo que sí podemos tener es una posible crisis política, pero ¿es nueva?, para nada, en el sistema político de todos los países, son marcadas por los que tienen el poder contra los que quieren el poder y sobretodo en época pre-electoral, en donde las posturas políticas se marcan más, por la ansiedad de los candidatos a demostrar su supuesta capacidad para dirigir la nación. El tema central de la actualidad es la corrupción, pero en realidad este no es un delito, pero sí son una serie de actos o vicios que pueden desencadenar a varios delitos, para lo cual, volvemos al párrafo anterior, eso es un asunto legal, no político.

Entonces podemos esperar que esta “crisis” de los que quieren el poder contra los que tienen el poder, termine en el corto plazo, puede que la respuesta más próxima, sea no, toda vez que estamos en vísperas de un proceso electoral, que a decir de la manera en que se ha manejado todo esto, es a través de las cortes, por lo que podamos ver más procesos legales, los cuales, pueden resultar eternos en su resultado final.

Pero, ¿qué podemos hacer los ciudadanos?, no dejarnos llevar por mareas de “desinformación” ya que estamos viendo que hay personas que están distorsionando todos los sucesos, pero con el objetivo de crear una crisis, de la cual, sus repercusiones las vamos a sufrir todos, también, es bueno tomar posturas, tener criterio, pero sin radicalizaciones, porque después de una crisis, debe de venir un periodo de reconciliación y mientras más tajantes seamos en nuestras posturas, más difícil se hará que nos sentemos a hablar un pacto común.

Abrir chat
1
¡Buenos días! Bienvenido a Bufete Jurídico Giron, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by