El sistema de infraestructura vial de Guatemala, ha sufrido los últimos meses un deterioro sin precedentes y un colapso de magnitudes inimaginables. A pesar que desde hace años que la red no recibe ni un ápice de mantenimiento, los niveles de inutilidad no habían alcanzado los escaños que ahora se muestran. Tanto es así, que el ejecutivo pretendía declarar en todo el territorio nacional un Estado de Calamidad, pretendiendo rectificar  la senda y proyectarse hacia una mejora continua y funcional de las carreteras principales. En cuanto a esto, el actual Ministro de Comunicaciones e Infraestructura y Vivienda, ingeniero Aldo García Morales, brinda su Punto de Opinión al respecto y detalla  aspectos relevantes en el panorama de la vialidad local y nacional.
Dentro de la gestión que el Ministro García propone, está la modificación de la ley de compras y contrataciones del Estado, misma que según él, no está cumpliendo a cabalidad con los requerimientos. Además, se trabaja en una actualización de los acuerdos actuales con COVIAL, así como el registro de empresas precalificadas, para que coadyuven en subsanar la red vial. Esto complementado con el hecho de que durante este proceso de Estado de Calamidad, se pretende una revisión de los contratos con empresas que no han cumplido con lo pactado con el gobierno. Enfocado primordialmente en las carreteras centroamericanas que corren a lo largo y ancho del país.

Carretera Cito-Zarco, el eterno tema

 

Según el referido Ministro, la carretera Cito-Zarco (que conduce de Quetzaltenango a Retalhuleu),  es un tramo que actualmente está recibiendo toda la atención necesaria. Sobre todo después de que hace unos días, colapsara casi por completo con tramos completos hundidos y haciendo que sea prácticamente imposible transitar en vehículo. Sin embargo, los hechos sucedieron, según el entrevistado, debido a que los drenajes que corren por debajo de la carretera son demasiado antiguos y por ende han cedido a la carga vehicular, además de perforaciones adrede por parte de personas en tuberías de agua potable, mismas que han debilitado los cimientos. Esto más allá de un invierno que se presenta en momentos con fuertes lluvias, pero también con días donde el clima ha sido más benévolo.
En cuanto a esto, la decisión final por parte del ejecutivo ha sido remozar la carretera en su totalidad, en vez de intentar repararla como se ha hecho hasta ahora. Para ello, continua García, son tres los proyectos que inicialmente  ya están en la última fase de aprobación para alcanzar este objetivo. El primero de ellos iniciará desde Zunil, con un tramo casi de 30 kilómetros. La siguiente fase sería en torno al tramo que sale del mencionado municipio hacia Almolonga y después a Quetzaltenango. El tercer proyecto hacia Cantel y de allí hacia la entrada a la ciudad Altense, vía zona 2. El resto de la carretera igualmente se dispondrá por medio de fases, hasta completar la vía hasta alcanzar los departamentos de la costa sur.

Trampas legales

 

Consciente que el tema de carreteras es algo que constantemente genera opiniones encontradas en la población, García argumenta que en 18 meses de su gestión ha sido complejo evidenciar el trabajo realizado, pero no significa tampoco que no se ha realizado nada. Sobre todo tomando en cuenta trampas legales que gobiernos anteriores heredaron y que hacían hasta el momento muy difícil la adjudicación de proyectos para subsanar el sistema vial. Aunado a los problemas de corrupción nacional y hasta internacional, si tomamos en cuenta el famoso caso Odebrecht. Todo ello ha complicado de sobremanera que se trabaje adecuadamente, según el Ministro. “No obstante, los proyectos ya están en la mesa de discusión y las acciones correspondientes ya se están ejecutándose” dijo.
En cuanto a temas locales, el ministro hizo hincapié en la importancia que tiene para el Estado la red vial cercana a la ciudad de Quetzaltenango, comenzando con los mencionados trabajos en la carretera Cito 180 que se esperan comiencen el próximo mes. En cuanto a la circunvalación de Salcajá, también ya se han adjudicado proyectos adecuados, incluyendo el paso por Cuatro Caminos. En el tramo que viaja  hacia Totonicapán también se prevé el cambio total de la carpeta asfáltica. Lo mismo sucede en tramos en el periférico de Quetzaltenango, pasando por San Juan Ostuncalco y llegando hasta San Pedro Sacatepéquez. Por el lado contrario en la carretera a Olintepeque igualmente se pretende cumplir con los kilómetros faltantes y evitar solamente un bacheo que resulta insuficiente. Sin duda, importantes obras, que estará por verse si llegan a feliz término, “Hasta entonces queda esperar y confiar en los procesos” concluyó el entrevistado.
Abrir chat
1
¡Buenos días! Bienvenido a Bufete Jurídico Giron, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by