Han pasado unos días, después de la conmemoración del Día del Trabajo, en la cual el sector trabajador, hace manifiestos y exige el cumplimiento de la legislación laboral tanto al sector privado como al Estado, pero surge la inquietud ¿Aun es posible que nos sigamos regulando por el actual Código de Trabajo? a pesar de haberse creado hace más de sesenta años, época en donde la economía de nuestro país y lo más rentable en el mundo era la agricultura.
Estamos en pleno año 2017 y ya varias cosas han cambiado desde los años 50’s, estando nosotros enfrente de nuevas generaciones, que lo que exigen es autonomía y mayor impacto en su colaboración contra un paradigma que dice que el trabajo debe de tener control y dirección, pero a la vez esta nueva generación exige movilización para realizar su trabajo, apareciendo el término de “nómada digital” entre otros, esta nueva generación representa un bono demográfico, que es una ventaja comparativa si está capacitada a las nuevas tendencias, la que debe también de cuestionar de cómo reformar el sistema del seguro social, pero a la vez existe la nueva tendencia de que el trabajador escoge ahora donde trabajar, no es como antes que la empresa seleccionaba al trabajador, por lo que las empresas están empezando a utilizar términos como el “Flexitime” o el “Teletrabajo”, para atraer a las mejores personas en sus filas.
Aparece también la autonomía de la contratación y el término de la economía colaborativa, en especial con las aplicaciones de Uber dónde convierte en taxista a una ama de casa y el Airbnb, que convierte en hotelero a un estudiante universitario. Pero también existe consumidores más exigentes, que antes de ir al restaurante verifican el número de estrellas y comentarios del lugar en el Google.
Las capacidades de los nuevos trabajadores deben de ir enfocada a la creatividad, inteligencia emocional, flexibilidad  cognitiva, agilidad, la capacidad de aprender y la resolución de conflictos o problemas.
Ante todo lo anterior, como se enfrenta el Estado a toda esta nueva coyuntura, ¿es funcional nuestra legislación?, ¿nuestras instituciones están adaptadas a este cambio? ¿aun sirve la forma en que capacitamos y educamos a nuestra fuerza laboral?, pero también las empresas deben de estar adaptadas al cambio, caso contrario estarán reclutando a personal que no los ayudaran en lograr sus metas. Entonces ante toda esta nueva ola de tendencias, se hace mucho más imperioso nuevas regulaciones pero a la vez, nuevos programas y politicas, que satisfagan a los empleados y patronos, pero los patronos tienen que crear más incentivos, para atraer al mejor personal de la zona.
“Si buscas resultados distintos, no siempre hagas los mismo”, Einstein.  
Abrir chat
1
¡Buenos días! Bienvenido a Bufete Jurídico Giron, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by